Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
12 abril 2011 2 12 /04 /abril /2011 12:13

DSC 4144Debo confesar que esta es mi parte favorita de todo el paseo por la impresión que me llevé en Madurai.

Yo no tenía ni idea porqué Malik había escogido ir a Madurai. Yo solo estaba muy entregada a seguir sus decisiones como toda buena chica, pues luego de decidir no guiar a nadie este ejercicio me hacía muy bien. Lo único que logré entender era que había un templo bien famoso ahí, y por ahí pensé que era una especie de santuario enano en medio de la ciudad. Y bueno, vamos!

En todo caso, el viaje en tren fue muy bueno: primera clase con aire acondicionado. Sí, El tren que nos trajo a este lugar fue de primera clase, aire acondicionada y ay! que rico, sentada propiamente con una mesita para escribir mi diario… pero la primera clase no la volvimos a ver nunca mas. =S.

Y bueno, ahí llegamos medio tarde tipo 10 de la noche y no teníamos idea en qué hotel íbamos a caer esta vez. Nos tomamos una habitación en un hotel bien feito cerca del templo. Para Malik era una ventaja porque decía que se podía ver el templo…, jaja! pero por lo menos tenía baño con azulejos!. Entonces le pregunté a Malik que en dónde quedaba el templo. Y me llevó a la terraza. Lo único que yo puedo describir es que mi corazón se paró. Por un momento sentí que estaba parada frente a la demostración artística del Apocalipsis. El templo era un conjunto de 11 torres gigantescas en forma de pirámide con varios pisos y en cada uno miles de personalidades y Dioses del hinduismo, y el hotel daba super cerca de una de las mas grandes. Pegué un grito de impresión y susto y me quedé pasmada ahí viendo tremenda “monstruosidad”, era muy impresionante, nunca antes había visto una cosa ahí tan antigua y tan histórica. Wow! Aún al recordar cómo fue esta escena se me ponen la piel de gallina…

DSC 4147

Y bueno, a mi Madurai con su templo me tocó muy profundamente porque me convertí en devota y perseguidora de Ganesh, el Dios elefante. No sé cómo explicar esto, pero cuando uno esta en la búsqueda “algo” se te cruza para mostrarte algún mensaje. Y para fue únicamente la devoción y fe en que todo es posible. Fue una buena forma de relajarme con respecto a mi destino y mi enredo mental, la esperanza se puso ahí frente a mí invitándome a muchas nuevas oportunidades de sanar vestigios del pasado. Además con Malik nos conectamos a la situación del hinduismo de manera muy particular. Observar los poojas y rituales que esta gente se manda durante la peregrinación es bastante educativo. Nos gustó el elefantito, entonces a cada rincón que ibamos buscabamos uno para rezarle aunque sea un momento de silencio. Al final terminamos comprando como 6 velitas de ghee y se las prendimos al Ganesh mas grande del templo. Fue muy lindo. Salimos muy contentos y en la noche regresamos a ver un pooja que nos hipnotizó… no sé pero salimos bien relajados y dormimos muy bien esa noche.

Y si, la devoción no es una cuestión de religión únicamente, es una cuestión de corazón en querer estar cerca de la experiencia que por ejemplo te da la meditación. Si, es esa voluntad de mantener en ti la cercanía de la experiencia del Infinito… no importa cuantas o qué tipo de imágenes utilices para sentirte siempre conectado con tu Esencia Infinita, lo importante es que lo sepas, que lo recuerdes y que lo repitas una y otra vez. Por ahí veo que si muchos practicantes de yoga tienen preferencia a una imagen es por esta misma razón, porque la necesidad de darle una forma a esa “expresión de amor” que uno encuentra en el camino de la practica, es algo muy natural en los seres humanos. Y eso es lo lindo del yoga, que te lleva a ver lo que tu corazón en verdad quiere ser, y al final consigue dejarte ser porque dejas de lado las ataduras de lo impuesto.

Caminar por el templo descalza fue una forma de limpiarme de muchas de estas ataduras y preconceptos equívocos. Sí, sí… una de las cosas más difíciles para mí fue el dejar los zapatos en la tiendita esa, y caminar descalza en la calle, noooooo!!! Fue una tortura. Y pues es que yo nunca he caminado así en las calles,, peor de India… bueno por ahí en la playa.. =S pero si, fue todo un reto para mi mente sacarme los zapatos y empezar a caminar hasta llegar a la puerta del templo.. y claro ya adentro igual no es que me sentía más cómoda, me tomé un buen rato hasta que me olvidé que no tenía puesto los zapatos… y luego sabes? el piso del templo no estaba sucio, y eso me dió más confianza. Sí, confiar y confiar.. las torres del templo que dieron tanta energía… fue muy lindo. Cómo que calmó mi mala onda. Andaba amorosa con todo, con todos.. pero igual esa parte de mi que estaba por explotar andaba dando vueltas por ahí como diciendo, “no por mucho tiempo,, no por mucho tiempo…”, intenté ignorarla y me dediqué a pasar bien con Malik…

Y es que si, Madurai es muy bulliciosa y muy desordenada, “ay! que fastidio!”, eso pensé mucho muchas veces.. Pero las torres! Que inspiración!, y así me fue de Madurai, en medio de otras cosas que no ya me da pereza contar.. pero me despedí con muchas ganas de algún día regresar y de seguir explorando estos templos hindúes en otros lugares de la India. 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Presentación

  • : Travesia Yoguica
  • : Experiencias mientras camino por algunos lugares del planeta desde el 2006
  • Contacto